Criterios Ambientales

El Proyecto HidroAysén ha incorporado, desde la etapa de diseño, modernos criterios ambientales, respetando elementos de alto valor patrimonial y cultural para los ayseninos bajo los siguientes objetivos:

- Respetar y proteger la cultura local
- Proteger la flora y fauna nativa
- Reducir las superficie de los embalses
- No impactar glaciares
- Reducir los impactos en zonas turísticas y ganaderas

Para cumplir estos objetivos se han definido los siguientes criterios ambientales:

Minimización de las relocalizaciones:

A partir de la reducción en la superficie de los embalses – anunciada en Agosto de 2007 – el Plan de relocalización involucra a 31 familias, que incluye a 14 familias relocalizadas,  15 familias reubicadas dentro de los predios que habitan y 2 familias trasladadas temporalmente fuera de su actual lugar de residencia.

Mantención del desnivel entre el río Baker y el río Nef:

El diseño del embalse de la Central Baker 1 no altera el paisaje y las actividades turísticas que se realizan en el Valle del río Nef y en el sector del río Baker, aguas arriba del salto existente en la confluencia de ambos ríos. En particular, no se afecta el Salto del Nef, ya que la cola del embalse de la central Baker 1 se inicia aguas abajo de dicho salto.

No intervenir los niveles naturales de los lagos Bertrand y O’Higgins, desde donde nacen los ríos Baker y Pascua respectivamente.

Restitución de la totalidad de las aguas y establecimiento de un caudal mínimo:

El agua utilizada será restituida al cauce natural de los ríos, inmediatamente aguas abajo de la zona de obras de cada central. El volumen restituido cada 24 horas corresponde al caudal total de los ríos en ese mismo periodo. Asimismo, el caudal mínimo con que operarán las centrales, será siempre superior al 40% del caudal medio anual. De la misma forma, la máxima oscilación de nivel en los embalses – en condiciones normales – no superará los 2 metros.

Reducir el nivel del embalse de la central Baker 2:

Con el objetivo de mantener la condición natural del Valle Grande y permitir que continúe la actividad ganadera, se desarrolló un diseño que permita reducir el nivel del embalse en la zona comprendida entre las confluencias del río Baker con el estero Santa Teresa y con el río Del Salto.

Aplicación de consideraciones paisajísticas:

Se contemplan obras subterráneas para las instalaciones de las unidades generadoras – en cuatro de las cinco centrales – y un trazado, para la línea de enlace, que busca alejarse de sitios de interés turístico.

Campamentos autosuficientes y aislados:

El diseño, equipamiento y ubicación de estas obras, permite minimizar los impactos sobre las poblaciones y los servicios básicos de las localidades aledañas al proyecto.